Receta de bombones ferrero rocher [sin azúcar y veganos]

¡Feliz y dulce día!

Ohhh últimos días de este maravilloso año, ¿habéis hecho ya la reflexión del 2015? os animo a que la hagáis y como despedida hasta después de las navidades os hago mi reflexión al final de esta entrada. Pero por el momento vamos con una receta con la que me siento feliz 🙂 vaaale, sí, lo reconozco, me temía lo peor, pensaba que saldrían malísimas o que simplemente no saldrían. Estuve mirando recetas para coger ideas y la verdad es que no terminaba de convencerme mucho así que seleccioné varios ingredientes, mezclé y esto fue lo que salió. Las mejores cosas a veces salen así: inesperadas e improvisando. Y yo últimamente me dejo llevar mucho, tanto que está empezando a gustarme. Creo que voy a dejar de organizar todo y planear las cosas y aceptar lo que venga, adaptarme totalmente a lo que la vida me de en cada momento. 

Cada día tengo más claro que soy más feliz haciendo estas cosas en casa, ya sean galletas, tartas…, no sólo porque sé qué es lo que estoy comiendo y qué ingredientes lleva sino porque me lo paso genial cocinando y pasando tiempo conmigo misma. Antes de empezar manos a la obra os diré que estas trufas tienen banda sonora puesto que fueron concebidas con esta canción de fondo que tanto me ha gustado siempre. Y también deciros que esta va a ser la última receta del blog en este 2015, creo que no podía haber elegido mejor receta para despedir el año. En Navidades pienso hacer estas trufas y quiero asombrar a todos con ellas, que nadie compre Ferrero Rocher estas fiestas y que pruebe mi versión. ¿Vosotros también os animáis, hippies? 🙂 yo estoy encantada de que los hagáis y no dudéis en mencionarme en Instagram o mandarme la foto para que vea vuestras creaciones, me haría muy feliz 🙂

ferrero rocher caseros

Receta de Paula
Raciones

10

unidades
Tiempo total

2

horas 

Si te apetece hacerlos en casa este año, esta es tu receta. Quedan de maravilla y así podrás sorprender a todos con una opción más sana.

Ingredientes

  • 6 dátiles variedad Medjool o 12 Deglet Nour

  • 100 gramos de anacardos

  • 2 cucharadas de aceite de coco derretido

  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo

  • 10 avellanas

  • Pizca de sal

  • Chocolate negro especial cobertura

  • Almendras picadas (o nueces o cualquier fruto seco)

Preparación

  • Si no tenemos un procesador de alimentos, podemos hacer esta receta con una batidora de mano perfectamente (así es como la hago yo). Para ello, dejamos tanto los anacardos como los dátiles en remojo en agua caliente aproximadamente 1 hora.
  • Pasado este tiempo, ponemos en un bol grande los dátiles y los anacardos escurridos, una pizca de sal, el aceite de coco derretido y el cacao. Trituramos todo y cuando tengamos la mezcla lista, tapamos y la guardamos en el congelador unos 30 minutos. 
  • Sacamos la mezcla del congelador y si está muy dura dejamos que se ablande un poco. Cogemos una pequeña porción de masa, colocamos una avellana dentro y con ayuda de las manos hacemos bolitas. Una vez que las tengamos hechas, volvemos a meter otro rato más en el congelador para que vuelvan a endurecerse. 
  • Cogemos dos boles y en uno pondremos chocolate para cobertura derretido y en el otro frutos secos triturados. Podéis usar lo que queráis, yo las he llegado a hacer con nueces y coco rallado y hasta con pistachos porque me encanta el color que dejan, entre dorado y verde, miradlos aquí: ferrero con pistachos
  • Cogemos con unas pinzas o un tenedor las bolitas que hemos vuelto a sacar del congelador y las pasamos primero por el chocolate caliente y después por los frutos secos triturados. Los colocamos sobre papel de horno y las metemos en el congelador o en la nevera. Con el chocolate especial para cobertura no vamos a tener ningún problema si las dejamos en la nevera. Antes de comerlas, sacarlas unos 5-10 minutos antes para que no estén tan frías.

Video Receta

Y ahora toca la despedida hasta el próximo año, seguiré apareciendo por Instagram pero el blog se toma unas vacaciones navideñas, se las merece 🙂 nos vemos el año que viene con varios cambios, nuevas ideas que se me han ocurrido para el blog e Instagram y que espero que os gusten. Hasta entonces, disfrutad vosotros también estas navidades, rodearos de todas las personas que llenan de amor y felicidad vuestra vida y como siempre digo, dejad la tecnología a un lado. Preocuparos más de vivir ese momento que de compartirlo, ya sea por las redes sociales o por mensajes. Lo más importante no está aquí, está al otro lado del teléfono, en tu mundo real. Y muy importante, haced vosotros también una pequeña reflexión sobre vuestro año y elegid una palabra con la que resumirlo. En mi caso creo que la palabra perfecta con la que resumir mi 2015 es: valentía. Hace un tiempo escribí una pequeña reflexión en Instagram y no se me ha ocurrido mejor ocasión que esta para escribirla por aquí también: 

“Hay quien dice que el destino es algo que está fuera de nuestro control, que el destino no nos pertenece, pero yo sé que no es así. Nuestro destino está dentro de nosotros, sólo tenemos que ser valientes para poder verlo.” A lo largo de mi vida no sé cuantas personas me han llamado ya “campeona” y la verdad es que estoy empezando a creérmelo, no soy una heroína ni tengo capa, no soy la mejor persona del mundo y tampoco la peor, pero sí soy fuerte y valiente. Y sí, muchas tormentas y tempestades han venido y vendrán, pero yo sonreiré. Sonreiré por todos aquellos momentos en los que no lo he hecho, sonreiré por todo el mundo, por los buenos y por los malos, sonreiré hasta que me duelan los músculos de la cara pero sobretodo sonreiré por mi, porque soy una campeona y porque aunque no lleve capa, quien sabe, tal vez algún día sea una heroína.

Os deseo unos días fantásticos, mucha luz y mucho amor, 

Hippie & Happy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.