[Navidad 2018🎄] Lasaña con bechamel de calabaza

Hola de nuevo hippies & happies, ¿ya estáis sumergidos en el espíritu navideño? Yo sííi 🙂 si bien la semana pasada os dejaba en el blog la receta a esta crema de champis, hoy os traigo un plato principal: una lasaña.

Todos sabemos que en Navidades el plato principal por excelencia suele ser la carne, pero ¿por qué no ofrecer una opción vegetal este año y sorprender? Esta lasaña lleva una cremosa bechamel de calabaza y además está rellena de piñones tostados, berenjena, cebolla caramelizada y queso un poquito fuerte tipo gorgonzola para darle el toque gracioso. Podéis omitirlo o si preferís una opción vegana, añadir queso vegano.

Tanto una cremita de champis como una lasaña son unas ideas sencillas pero con las que hacer una rica cena donde lo más importante debe ser la compañía y una atmósfera llena de amor & felicidad. Y si de postre preparamos unas trufas estilo Ferrero o unas de naranja & chocolate blanco, entonces la velada continúa perfectamente 🙂

Lasaña con bechamel de calabaza

Receta de Happy Soul
Raciones

4

Tiempo total

1

hora 

IngredientEs

  • 10 placas de lasaña precocidas

  • Relleno:
  • 150 gramos de queso azul *estilo Gorgonzola

  • 2 cebollas blancas

  • 2 berenjenas

  • 3 zanahorias pequeñas

  • 1 puerro grande

  • Dos puñados grandes de espinacas frescas

  • 50 gramos de piñones

  • Una cucharada de azúcar de coco o panela

  • Bechamel:
  • 1/2 calabaza pequeña asada *yo usé tipo butternut squash/cacahuete

  • 500 ml de leche de almendras

  • 3 cucharadas de harina integral

  • Especias: sal, pimienta, nuez moscada y canela

PREPARACIÓN

  • Relleno
  • Para empezar, cortamos la calabaza en cubitos y la berenjena en rodajas finas. Ponemos ambos en una bandeja para horno con sal, pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva y horneamos 30 minutos.
  • En una sartén con una cucharada de aceite salteamos las cebollas y el puerro con una pizca de sal. Tras unos 5 minutos añadimos una cucharada de azúcar de coco y dejamos que se caramelicen. Añadimos entonces las zanahorias, yo prefiero usar un rallador o una mandolina para cortarlas como si fuera casi carpaccio. Las rehogamos en la sartén unos minutos y por último añadimos las espinacas. 
  • Bechamel
  • Para hacer la bechamel, calentamos en un cazo la leche de almendras sin que llegue a hervir. Por otro lado, en una sartén con un poco de aceite ponemos la harina y removemos para que se vaya tostando ligeramente. Añadimos la leche de almendras poco a poco y removemos con las varillas sin parar para que vaya espesando pero sin dejar grumos.
  • Una vez lista ponemos la bechamel en una batidora de vaso junto con la calabaza asada, una pizca de nuez moscada, otra de canela, sal y pimienta y trituramos.
  • Horneado
  • En una fuente de cristal apta para horno colocamos un poco de bechamel, placas de lasaña, relleno, queso gorgonzola en daditos y bechamel. Así sucesivamente hasta haber creado varias capas. Terminamos poniendo más bechamel, un poco de queso y unos piñones y al horno durante 30 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *