Una crema súper especial de espinacas, coco y calabaza

¡Nueva receta!

Lo primero de todo, espero que esta nueva receta os encuentre bien. Felices y en calma. Y sino, os animo a que no sólo leáis este post para vuestro bienestar sino que además preparéis esta deliciosa crema que hoy os traigo.

En estos meses de otoño e invierno no hay nada que nos reconforte más que una crema calentita, o una sopa o guiso. En definitiva, un plato de cuchara.

Crema estilo Thai

Esta crema queda extra cremosa, es como un abrazo 🙂 y además está llena de verduras y de ingredientes que son saludables además de ricos.

La preparación no tiene ningún misterio, de hecho, los ingredientes que utilizaremos serán patata, espinacas, calabaza, cebolla, ajo y muchas especias. Además, usaremos crema de coco. Esta crema la podéis encontrar en múltiples supermercados ecológicos o tiendas de alimentación asiáticas. Viene literalmente en un bloque, que podéis cortar sin problema con un cuchillo. Lo añadís a la preparación y con el calor de la cazuela se irá derritiendo y aportará un sabor genial.

Sino, podéis utilizar perfectamente leche de coco la que viene en una lata. Coged la parte blanca y sólida de la lata y la añadís a la cazuela con el resto de ingredientes.

Variaciones y selección de toppings

Como con la mayoría de las recetas, podéis cambiar los ingredientes y jugar con vuestra creatividad. Podéis omitir la patata, o sustituirla por puerro. Podéis añadir más leche de coco o simplemente no añadir tanta especia.

Para decorar la crema podéis usar semillas de sésamo y más especias o colocar unos picatostes encima con un chorrito de aceite de oliva.

Crema de espinacas, coco y calabaza

Receta de Happy SoulPlato: principales, cremasCocina: vegetariana, veganaDificultad: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo total

50

minutos

Ingredientes

  • 1/2 cebolla blanca

  • 3 dientes de ajo

  • 1/2 calabaza variedad cacahuete

  • 1 patata mediana

  • 2 puñados de espinacas frescas

  • 600 ml de agua

  • 1 pastilla de caldo vegetal ecológico

  • 100 gramos de crema de coco *ver notas

  • Sal, pimienta, cúrcuma, pimentón dulce, comino y copos de chile

Preparación

  • Comenzamos picando la cebolla y el ajo. Pelando la calabaza y la patata y partiéndolas en cubitos. No hace falta que lo piquéis todo demasiado pequeño ya que luego lo trituraremos.
  • Calentamos un poco de aceite de oliva en una cazuela y salteamos la cebolla y el ajo con una pizca de sal.
  • Cuando ya estén dorados, añadimos la patata y la calabaza y mezclamos bien dejando unos minutos más en el fuego.
  • Añadimos el agua, la pastilla de caldo vegetal, la crema de coco y las especias. Yo utilizo como media cucharadita de pimentón dulce y cúrcuma, una pizca de comino y otra pizca de copos de chile. Va mucho a gusto de cada uno, ya que a unos les gustan más las especias que a otros.
  • Removemos todo bien y tapamos. Dejamos a fuego medio durante unos 20-25 minutos.
  • En los últimos cinco minutos, añadimos las espinacas.
  • Retiramos del fuego y después trituramos todo con una batidora de vaso. Rectificamos de sabor por si necesitase un poco más de sal. Servimos al momento.

Notas

Paula

❤ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.