Ensalada de kale, boniato, garbanzos, manzana y aliño de tahini

Hello!

No tenía pensado publicar esta receta (¡o ni siquiera hacerla!) pero este año con el blog estoy siendo más “libre” y dejándome llevar. No como el año pasado que tenía absolutamente cada post programado y preparado 🙂 go. with. the. flow.

Esta ensalada es una auténtica maravilla y además es muy completa hablando nutricionalmente. Pero creo que una de las cosas que se lleva la palma es el aliño de tahini que lleva muchas cosas más entre ellas aceite, levadura nutricional y sirope de arce.

Además, la mezcla de boniato y garbanzos con especias y harina de almendra al horno, quedan ideales. Yo prefiero servirlos en la ensalada cuando estos ya están templados y no calientes.

Preparación y cambios

Lo importante y el primer paso a realizar en esta receta es hornear lo garbanzos y el boniato. Para ello yo uso especias y harina de almendra, porque dan un toque delicioso. Esto llevará unos 35 minutos aproximadamente, pero mientras tanto, podéis dejar el resto de ingredientes preparados.

El aliño es tan sencillo como mezclar todo, después cortaremos unos taquitos de queso, la manzana súper fina y limpiaremos unas hojas de espinacas y kale. El resto, es todo mezclarlo después 🙂

¿Cambios? Pues como siempre en prácticamente todas las recetas, podéis añadir u omitir cualquier ingrediente. Podéis añadir granada en lugar de manzana, o cambiar los garbanzos por un poco de quinoa. Y en cuanto al aliño, podéis preparar uno clásico de vinagre y aceite o añadirle un poco de miel y mostaza. ¡Contadme vuestras versiones!

Ensalada De kale, manzana y boniato

Receta de Happy SoulPlato: blog, recetasCocina: principales
Raciones

2

raciones
Tiempo total

50

minutos

Una idea de ensalada súper completa, mi forma favorita es comerla con el aliño y con el boniato y garbanzos templados, es decir, ni fríos ni muy calientes.

Ingredientes

  • 400 gramos de garbanzos cocidos

  • 1/2 boniato

  • Dos puñados de kale

  • Un puñado de espinacas

  • 1/2 manzana

  • 1 cucharada de semillas de cáñamo

  • Dos cucharadas de almendra molida

  • Unos taquitos del queso de vuestra preferencia *yo usé uno curado

  • Sal, pimienta negra, comino y pimentón dulce

  • Aliño de tahini:
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

  • 2 cucharadas de tahini *que sea muy cremoso

  • 1 cucharada de levadura nutricional

  • 1 cucharada de zumo de limón

  • 1 cucharada de sirope de arce

  • 1 cucharada de aceite de sésamo

  • Pizca de sal

Preparación

  • Comenzar partiendo el boniato en daditos. Colocarlo en una bandeja de horno junto con los garbanzos escurridos. Añadimos sal, pimienta negra, comino, pimentón dulce, la harina de almendra y un chorro generoso de aceite de oliva y llevamos al horno durante unos 35-40 minutos.
  • Mientras tanto, colocamos el kale en un bol y añadimos pizca de sal, aceite y vinagre. Masajeamos hasta romper sus fibras y que quede más suave. 
  • Para el aliño, simplemente mezclamos todos los ingredientes y reservamos.
  • Para emplatar, colocamos unas hojas de espinacas en un plato grande. Añadimos el kale marinado, los garbanzos y el boniato horneados, unas rodajas de manzana, daditos de queso y servimos junto con el aliño y unas semillas de cáñamo. 

Espero que la probéis y os guste mucho 🙂

Un abrazo,

Paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.