Croquetas rápidas y deliciosas de alubias

¡Hola!

Hoy quiero compartir una súper receta. Unas croquetas sencillas pero deliciosas de alubias, tomates secos y sofrito de cebolla acompañadas de mi boniato favorito al horno, una crema de aguacate, una salsa de tahini y yogur y un poco de pan de masa madre, queso feta y espinacas. En definitiva, un platazo.

Además aunque la foto parezca una tontería estoy muy orgullosa de ella (¡y de mí!) 🙂 si comparo las fotos que sacaba hace unos años con las que hago ahora, ¡menuda diferencia! Durante las últimas semanas me he dedicado a rehacer recetas del blog y a sacar mejores fotos. Sé que no soy una experta ni nada parecido, de hecho no tengo cámara, saco las fotos con mi móvil y no sé nada de fotografía. Pero aún así, veo el avance que he hecho estos últimos años y eso me tiene muy contenta, espero seguir mejorando 🙂

La receta de croquetas de hoy la encontré el año pasado con mi madre en una revista de recetas que teníamos por casa. La hicimos durante el confinamiento y nos pusimos las botas. Nos encantaron. En la versión de hoy he añadido unos tomates secos que aportan un toque muy rico. Es una masa sin bechamel, por lo que es importante dejarla al menos 1 hora reposar en la nevera, también podéis al final añadirle un poco de harina para que la masa quede algo más espesa. ¡Vamos al lío!

Para las croquetas (salen unas 22):
  • 1 bote de 400 gramos de alubias blancas
  • 1 cebolla blanca
  • 2 dientes de ajo
  • 4 tomates secos *de un bote en aceite
  • 1 zanahoria
  • Sal y pimienta negra

Tan fácil como sofreír en una sartén la cebolla, la zanahoria y el ajo picados con una pizca de sal hasta que estén dorados. Después, triturar junto con las alubias y los tomates secos. Dejar reposar esta mezcla al menos 1 hora en la nevera para que coja consistencia.

Tras este tiempo, cogemos pequeñas porciones de la masa y hacemos bolitas. Pasamos primero por harina, después por huevo o la mezcla de no-huevo en caso de hacerlas veganas, pan rallado y freímos. Para hacer el no-huevo es tan fácil como mezclar 1-2 cucharadas de harina de maíz e ir añadiendo agua poco a poco hasta que quede consistencia de huevo batido.

Para el boniato:
  • 2 boniatos
  • Sal, pimienta negra
  • Pimentón dulce
  • Ajo en polvo

Lavar bien los boniatos y cortarlos en gajos, añadirles las especias, un chorro de aceite de oliva y hornear 45 minutos a 180-200º.

Crema de aguacate:
  • 1 aguacate grande y maduro
  • Chorrito de limón
  • Sal, pimienta negra
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Colocar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar.

Salsa de tahini:
  • 2 cucharadas de yogur estilo griego
  • 2 cucharadas de tahini
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de sirope de arce
  • Chorrito de limón

Mezclar todos los ingredientes y añadir un chorrito de agua en caso de que quede demasiado espeso. Para el tahini os recomiendo que uséis uno que no sea demasiado amargo y que sea algo más líquido.

Servir al instante de freír las croquetas, podéis tomarlas así o simplemente de aperitivo el fin de semana.

Et voilá, bon apppetit 🙂

Paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *