Chips de polenta

¡Hola! ¿Cómo estáis?

Llevaba mucho tiempo viendo recetas de chips de polenta y yo que siempre la hago cocida en forma de puré, tenía ganas de por fin hacer un cambio y probarla así. ¿El resultado? Queda genial. Una forma súper diferente para cambiar y en lugar de hacer patatas al horno, hacer “patatas” de polenta.

La polenta es un ingrediente que si lo preparamos sólo, es sosísimo. Por eso es importante añadirle especias como en esta receta, yo uso tomillo y salvia, además de un poco de mantequilla y miso (opcional). Y por supuesto el toque final es preparar una rica salsa para acompañar.

Espero que os gusten y que les deis una oportunidad 🙂

CHIPS DE POLENTA

Para 2 personas:
Ingredientes:
  • 150 gramos de polenta
  • 500 ml de agua
  • Sal y pimienta negra
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 cucharadita de miso *opcional
  • Tomillo y salvia en polvo
  • Aceite de oliva
  • Parmesano rallado o cualquier otro queso
  • Salsa para acompañar: la de vuestra preferencia (mayonesa, alioli, etc.)
Preparación:

En un cazo al fuego añadimos la polenta con una pizca de sal y el agua. Dejamos unos 5 minutos removiendo con unas varillas de vez en cuando hasta que espese.

Cuando haya espesado, añadimos pimienta negra, la mantequilla, las especias, la levadura nutricional y el miso y mezclamos.

Llevamos esta mezcla a una fuente de cristal y tapamos. Dejamos enfriar durante al menos 1 hora.

Cuando esté fría precalentamos el horno a 200º. Desmoldamos la polenta dándole la vuelta y poniéndola en una superficie plana y lisa. La cortamos por la mitad y cada mitad en varias tiras rectangulares como si fuesen chips o “palitos”. Colocamos todos en una bandeja para horno y espolvoreamos sal, pimienta negra, un poco de parmesano rallado o cualquier otro tipo de queso. Terminamos añadiendo un chorrito de aceite de oliva y mezclando bien para que todos los chips queden impregnados con las especias y aceite.

Llevamos al horno durante 20 minutos y servimos al momento con alioli, mayonesa o cualquier otra salsa que nos apetezca 🙂

Yo esta vez preparé una mayonesa clásica pero a la que añadí una cucharadita de miso.

Un abrazo,

Paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *