El mejor guiso vegano de tempeh

¡Hola!

Sí, como habéis leído. El mejor guiso vegano con tempeh. O al menos, el mejor que he probado hasta la fecha 😉

Esta receta se ha convertido en una de esas que preparo constantemente, al menos 3-4 veces al mes porque nunca defrauda, te ayuda a entrar en calor y además es muy saludable y nutritiva. Espero que os animéis a probarlo porque es una delicia y estoy deseando que me contéis qué os parece.

Para esta receta, he cogido la idea de este Guiso de Tempeh, apenas he hecho cambios y el resultado es siempre de 10.

¿Cómo preparar este guiso?

Pues tan sencillo como comprar los siguientes ingredientes: tempeh (yo lo compro en un bloque), cebolla, ajo, zanahoria, guisantes, y patatas.

Después, necesitaremos estos otros: aceite de oliva, sal, pimentón dulce, levadura nutricional, concentrado de tomate y marmite.

Básicamente, doramos primero el tempeh, después las verduras y por último colocamos todo en la cazuela y lo dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante unos 50 minutos.

marmite, concentrado de tomate y levadura nutricional

Estos tres ingredientes son casi básicos en mi despensa.

Si bien es cierto que el marmite no es tan conocido, su origen es de Reino Unido, y aunque no soporte el sabor así tal cual o en una tostada como lo comen aquí, en guisos es un extra de sabor impresionante. Según Google “el marmite es una pasta comestible, normalmente para untar, que se elabora con extracto de levadura, obtenida como subproducto del proceso de elaboración de la cerveza. Su aspecto es un tanto pegajoso, marrón, con un olor potente y sabor muy característico. ”

La levadura nutricional da un toque a queso o nuez muy rico y el concentrado de tomate es perfecto porque aporta mucha intensidad de sabor.

Más abajo en la receta os dejo unas notas con cambios o sugerencias que os pueden ayudar 🙂

El mejor guiso de tempeh

Receta de Happy SoulPlato: guiso, tempeh, verduras, principalCocina: vegana
Raciones

3

raciones
Tiempo total

1

hora 

20

minutos

Si no te gusta mucho el tempeh, espero que con esta receta consiga por fin conquistarte un poco. Saltéalo bien primero para que quede doradito y después añádelo al guiso.

Ingredientes

  • 200 gramos de tempeh

  • 1 zanahoria

  • 1/2 cebolla blanca

  • 2 dientes de ajo

  • 1/2 taza de guisantes congelados

  • 6 patatas pequeñitas de guarnición o 1 normal mediana

  • 1 pastilla de caldo de verduras

  • 1 cucharada de Marmite

  • 2 cucharadas de levadura nutricional

  • 2 cucharadas de concentrado de tomate

  • 1 cucharada de pimentón dulce

  • Sal

Preparación

  • Cortamos el tempeh en daditos pequeños y lo salteamos con un chorrito de aceite de oliva en la misma cazuela donde vamos a preparar el guiso. Lo dejamos unos minutos hasta que veamos que está doradito. Cuando esté listo, lo retiramos, lo pasamos a un bol y reservamos.
  • Volvemos a poner un poco de aceite de oliva en la misma cazuela y salteamos la cebolla, ajo y zanahoria picadas. Cuando estén algo doradas, añadimos una buena pizca de sal y pimentón dulce.
  • Añadimos entonces los guisantes, las patatas cascadas (yo dejo la piel a las pequeñitas de guarnición), y el tempeh. Salteamos bien todo.
  • Añadimos una pastilla de caldo vegetal, el concentrado de tomate, marmite y levadura nutricional. Echamos agua hasta que cubra todo y removemos bien. Yo puse 800ml de agua.
  • Ponemos el fuego medio-bajo y dejamos que cocine durante unos 50 minutos. Podéis añadir luego algo más de agua si veis que ha reducido mucho.

Video Receta

Notas

  • Si no tenéis marmite, omitirlo. No pasa nada pero es cierto que da un sabor muy especial.
  • Si no tenéis concentrado de tomate, podéis añadir un poco de salsa de tomate.
  • En lugar de agua, podéis poner caldo de verduras.

Paula

❤ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *