Focaccia casera & deliciosa

¡Hola! Hoy vuelvo a pasarme por el blog para compartir una de mis recetas favoritas: la focaccia. Siempre ha sido algo que me ha encantado, sobre todo con cebolla y aceitunas por encima, la verdad es que nunca la había hecho en casa pero llevo ya unas semanas haciéndola y está siendo un éxito.

Como con la mayoría de las recetas, es muy versátil, podéis añadir como toppings lo que queráis, en mi caso he elegido romero, cebolla, aceitunas y unos tomates secos. Para hacer la masa, veréis que sólo necesita 1h30 de reposo y es muy sencilla de hacer. Necesitaréis 1 cucharada de aceite y os aconsejo que uséis el aceite del bote de tomates secos porque da un sabor muy rico, pero sino con aceite de oliva también queda genial. Venga, manos a la masa 😛

Focaccia casera

Sale 1 focaccia para 2-3 personas:
  • 250 gramos de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura seca de panadero (7 gramos)
  • 150 ml de agua templada
  • Sal
  • 1 cucharada del aceite de un bote de tomates secos *o de oliva
  • Toppings: romero, cebolla caramelizada, aceitunas y tomates secos

Comenzamos disolviendo la levadura en el agua templada y dejando reposar 10 minutos.

En un bol añadimos la harina y una buena pizca de sal, removemos y añadimos en el centro la mezcla de levadura. Mezclamos bien y pasamos a una superficie lisa y enharinada donde trabajaremos la masa. Añadimos 1 cucharada de aceite de oliva o del bote de tomates secos y seguimos trabajando. Hacemos una bola y dejamos que repose 1 hora en un bol tapada con un trapo limpio y seco.

Una vez pasada la hora, volvemos a trabajar la masa un par de minutos y esta vez la pasamos a una bandeja para horno donde volveremos a taparla y dejarla que repose media hora más.

Es aquí donde podemos comenzar a precalentar el horno a 200º y a preparar la cebolla caramelizada en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y a fuego suave.

Cuando haya pasado el tiempo, hundimos un poco nuestros dedos en la masa y colocamos los toppings. Podemos añadir también algo más de sal y un chorrito de aceite de oliva. Horneamos unos 20-25 minutos.

¡Espero que la probéis y si lo hacéis me contáis!

Deseo que en vuestra casa sea también un éxito.

Abrazo,

Paula

🌞

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *