Pizza Integral de espelta y avena 🍕

¡Aloha! No sabéis cuantísimo tiempo llevaba queriendo publicar esta receta, pero sucedía que siempre que la preparaba era de noche y las fotos no salían nada bien. Hasta que el fin de semana pasado decidí prepararla para el almuerzo y saqué mejores fotos 🙂 (las que mi móvil me permite jaja). Así que hoy por fin, le doy la bienvenida a esta Pizza Integral Casera súper fácil y sencilla. 

Adoro las pizzas por la misma razón por la cual adoro los quichés: versatilidad. Puedes hacerlos con los ingredientes que quieras y cambiar aunque la masa sea siempre la misma. Son dos de mis recetas favoritas y probablemente las que más he repetido, además de ser muy socorridas para cualquier momento en el que sólo necesitas preparar la masa y varias verduras. En resumen, una idea perfecta para viernes o sábado noche, comer algo rico, saludable y asequible. ¿Empezamos?

Pizza Integral de espelta y avena

Receta de Happy Soul
Raciones

2

personas
Tiempo total

1

hora 

30

minutos

IngredientES

  • 200 gramos de harina integral de espelta

  • 200 gramos de harina de avena

  • 1 sobre de levadura en polvo *química/de hornear

  • 50 ml de aceite de oliva

  • 150 ml de agua templada

  • Sal, ajo en polvo, orégano y albahaca

  • Toppings:
  • Unas cucharadas de salsa de tomate

  • Unas aceitunas

  • Media manzana

  • 6 champiñones Portobello

  • Medio calabacín

  • Queso al gusto

  • Más orégano y un chorrito de aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

  • Mezclamos en un bol grande los dos tipos de harina junto con las especias y la levadura en polvo. Mezclamos bien con una cuchara de madera. 
  • En el medio de la masa añadimos el aceite y el agua. Mezclamos de nuevo y llevamos a una superficie lisa enharinada. Amasamos y si necesita un poco más de harina la añadimos.
  • Una vez que ya hayamos trabajado la masa, la dejamos en el bol con un paño tapado que repose 1 hora.
  • Una vez que la masa ya haya reposado, la extendemos bien con un rodillo y la colocamos sobre papel de horno en una bandeja.
  • Extendemos un poco de salsa de tomate. Espolvoreamos orégano y queso. Cortamos en láminas los Portobello, la manzana, aceitunas y calabacín y los vamos poniendo sobre la masa. Como último toque, rociamos con un chorrito de aceite de oliva ¡y al horno! 
  • Hornear a unos 200 grados con el horno precalentado unos 25-30 minutos. 

NotAS

  • Los ingredientes son al gusto, pero yo siempre pongo esta combinación porque me encanta. De hecho, el toque de la manzana queda perfecto con el queso, especialmente si ponemos un poco de queso azul.

Luz & Amor,

Paula

❤ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.