Lasaña de pesto

La lasaña es un plato que me gusta mucho y llevaba tiempo queriendo hacer una nueva receta para el blog. Hace ya tiempo publiqué una lasaña con bechamel de calabaza que está súper rica y que además preparé unas Navidades en casa. Sin embargo, la que hoy os traigo lleva una bechamel de pesto que queda perfecta con el relleno de champis, espinacas y guisantes. Espero que os guste 🙂

Como con casi todas las recetas, podéis adaptarla a lo que más os guste o a los ingredientes que tengáis por casa. Para el relleno podéis cambiar las verduras o añadir alguna nueva estilo brócoli, setas, berenjena… y para la bechamel añadir un pesto casero o uno totalmente diferente que os guste.

La receta está hecha en un molde de cristal en el que la lasaña se corta en 4 raciones, así que si queréis hacer para más personas o menos, ajustad las cantidades 🙂 ¡si la hacéis, me encantará saber qué os parece!

Lasaña de pesto

4 raciones

Para el relleno:
  • 1 cebolla blanca
  • 4 dientes de ajo
  • 250 gramos de champiñones Portobello *o cualquier otra variedad
  • 200 gramos de espinacas frescas (2-3 puñados grandes)
  • 1 taza de guisantes congelados
  • 1/2 calabacín
  • 10 placas de lasaña precocidas
  • Sal y pimienta negra
Para la bechamel:
  • 500 ml de bebida de avena sin azúcar
  • 3 cucharadas colmadas de pesto verde *yo uso este
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 25 gramos de mantequilla
  • Sal y pimienta negra
  • Un poco de queso parmesano para rallar
Pan rallado casero:
  • 1 rebanada de pan
  • Especias: pimentón dulce, nuez moscada, salvia en polvo
  • 25 gramos de mantequilla
  • Extra: Queso feta *o parmesano
Preparación:

En una sartén salteamos con un poco de aceite de oliva la cebolla y los dientes de ajo muy picados con una pizca de sal durante 5-10 minutos hasta que la cebolla esté dorada. Añadimos el calabacín cortado en medias lunas, los champiñones en láminas y los guisantes congelados. Añadimos un poco de pimienta negra y rehogamos. Cuando estén listos, añadimos las espinacas.

Mientras tanto, en un cazo al fuego derretimos unos 25 gramos de mantequilla. Cuando esté derretida añadimos la harina y removemos con unas varillas. Vamos añadiendo la leche poco a poco sin parar de remover. Cuando haya adquirido una consistencia más espesa, salpimentamos, añadimos las cucharadas de pesto y removemos. Como toque extra, añadimos un poco de queso parmesano y mezclamos.

En una bandeja para horno, colocamos un poco de la bechamel (si queréis también podéis poner un poco de salsa de tomate) y 2 placas de lasaña. Añadimos la mezcla de verduras y un poco de bechamel encima. Repetimos el proceso hasta acabar todas las placas y cuando hayamos terminado añadimos el resto de bechamel por encima para cubrir bien.

Para preparar el pan rallado, simplemente tostamos una rebanada de pan y derretimos unos 25 gramos de mantequilla en el microondas. En una batidora de vaso colocaremos la mantequilla, el pan tostado y las especias y trituramos. Añadimos por encima de la lasaña junto con un poco de queso feta o parmesano y horneamos durante 35-40 minutos a unos 200º.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *