Sopa de cebolla, receta tradicional y deliciosa

¡Hola!

Hoy te traigo esta maravilla de sopa de cebolla, estilo tradicional y deliciosa.

La sopa de cebolla no debería de gustarme pero me encanta y esta que te traigo hoy espero que se convierta en tu favorita porque la verdad es que está buenísima.

¿Sabes esas personas que mojan magdalenas en leche o toman los cereales blandos? Bueno pues yo no soy una de esas jajaja. No puedo con cosas que estén blandas… por esa razón digo que esta sopa no debería de gustarme, pero sorprendentemente sí. Tiene un sabor increíble y reconforta mucho.

Los ingredientes son súper fáciles: muchas cebollas, un poco de harina, vino blanco, agua, tomillo, sal, pimienta, laurel, un poco de mantequilla, ajos y aceite de oliva. Y para comerla preparo una versión de la clásica rebanada de pan con el queso rallado encima.

Aunque esta sopa lleva bastante tiempo de hacer realmente lo único en lo que tardas es en esperar a que la cebolla se caramelice, pero mientras tanto puedes ir haciendo otras cosas.

¿Cómo se prepara la sopa de cebolla?

Hay que caramelizar lentamente las cebollas en mantequilla y aceite de oliva hasta que adquieran un color marrón. Luego añadimos ajo, tomillo y harina. Agregamos caldo y dejamos que todo hierva a fuego lento durante una media hora removiendo de vez en cuando.

Para darle un toque final de textura y sabor, sirve la sopa caliente en cuencos individuales y acompáñala de unas rebanadas de pan con mantequilla, miso y queso rallado. A la sopa también me gusta ponerle un chorrito de aceite de oliva con trufa y queso parmesano rallado. ¡Le da un toque diferente pero buenísimo!

Mi sopa de cebolla favorita

Receta de Happy SoulPlato: principales, sopas, cremasCocina: vegetariana, francesa, tradicionalDificultad: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo total

1

hora 

Esta sopa de cebolla es una auténtica maravilla y servida con mis tostas de mantequilla, miso y queso está aún más rica.

Ingredientes

  • 6 cebollas blancas

  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • 2 cucharadas de mantequilla

  • 4 dientes de ajo

  • 30 gramos de harina *yo uso de trigo

  • 180 mililitros de vino blanco

  • 1 litro de agua

  • 1 cucharadita de tomillo en polvo

  • 1 hoja de laurel

  • Sal y pimienta negra

  • Tostadas:
  • 4 rodajas de pan

  • Queso rallado

  • Mantequilla

  • Miso

Preparación

  • Pela todas las cebollas y córtalas en tiras finas.
  • Añade a una cazuela grande el aceite de oliva y la mantequilla. Cuando esté derretida, incorpora las cebollas con una pizca de sal y cocina a fuego medio durante unos 20 minutos removiendo de vez en cuando. Si se pegan a la cazuela, añade un chorrito de agua.
  • Cuando la cebolla empiece a estar marrón, añade el tomillo y los dientes de ajo laminados. Cocina durante un par de minutos más.
  • Incorpora la harina y remueve bien. Añade el vino y cocina un par de minutos, después echa el agua.
  • Coloca la hoja de laurel, una pizca de sal y otra de pimienta y deja cocinar a fuego bajo durante 20-30 minutos removiendo cada 10 minutos. Cuando la sopa esté lista, retira la hoja de laurel. Pruébala y salpimienta de nuevo.
  • Para servir prepara unas rebanadas de pan. Ponles un poco de mantequilla, un poquito de miso (opcional) y queso rallado. Llévalas al grill, horno o air fryer.
  • Sirve la sopa en unos cuencos y añade un poco de queso parmesano y chorrito de aceite de oliva con trufa para darle un toque aún más especial. Sirve con el pan tostado.

Video Receta

Notas

    Paula

    ❤ 

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *